Manifiesto

 

 

Creemos que el sistema actual de producción industrial de alimentos está agotado. El planeta nos exige formas y métodos de producción más sustentables con el medio ambiente. Los niños piden a gritos más creatividad a la hora de entregarles alimentos ricos sin sacrificar su salud. La gente ha tomado consciencia al preferir empresas que tengan un trato justo con los pequeños productores locales. Es una misión considerable, y como tal buscamos aportar un grano de arena, nuestro granito de arena, formando parte del movimiento de la alimentación consciente. Nuestra forma de lograrlo es a través del rescate de un insumo tan noble como versátil: El coco.

No nos deja de sorprender cómo en base a un único fruto de la naturaleza se puede sustituir una despensa completa de alimentos procesados por una altamente nutritiva, sustentable y justa: Aceites refinados, azúcares refinados, harinas industriales, leches reconstituidas, mieles de abejas explotadas, bebidas azucaradas y snacks altos en calorías, sodio, grasas y azúcares pueden ser fácilmente intercambiados por aceites de coco extra virgen, azúcar de savia de coco, harina de coco, leche de coco, miel de coco, agua de coco y chips de coco.